Un producto pensado para el futuro: nuestro hilo biodegradable

Un producto pensado para el futuro: nuestro hilo biodegradable

IMPLEMENTAR NUESTRO HILO BIODEGRADABLE EN TU INVERNADERO PUEDE SER MUY RENTABLE, LO MIRES POR DONDE LO MIRES

El HILO BIODEGRADABLE HILOBI es un producto a base de celulosa y polímero que permite cumplir perfectamente con el ciclo de cultivo, y una vez finalizado el mismo, puede ser tratado directamente, junto con el residuo vegetal, en la elaboración de compost y sometido a las mismas condiciones de obtención del mismo, el hilo desaparece. Cuando el agricultor decide utilizarlo como abono sideral, una vez triturado el residuo por la máquina correspondiente e incorporado al suelo, y en función de la humedad del suelo, los restos del hilo desaparecen rápidamente.

Para las plantas en las que se gestionan los residuos vegetales que se generan en los invernaderos tras el cultivo, la aportación del hilo biodegradable a la producción, permite una disminución de costes en la gestión de los residuos, redundando en beneficio del agricultor. Una vez tratados los residuos y por la inocuidad del hilo biodegradable, nos permite resaltar los valores de respeto al medio ambiente.

¿Sabías que llevar a cabo labores ecológicas en tu invernadero tiene ayudas y subvenciones por parte de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH)

Pues bien, por si todas estas ventajas, tanto para el medio ambiente como para tu bolsillo, fueran pocas, ahora, además, incorporar nuestro hilo biodagradable Hilobi es financiable a través de las ayudas de los programas operativos de las OPFH.

Los denominados programas operativos consisten en proyectos de inversiones y gastos que realizan las OPFH en el marco de las actividades medioambientales y de mejora de la producción y comercialización de sus productos. El principal objetivo de estos programas es la concentración de la oferta y la comercialización, la programación de la producción y su adaptación a la demanda, utilizando para ello prácticas de cultivo respetuosas con el medio ambiente, prestando especial atención a la protección de la calidad del agua, suelo, paisaje y a la preservación de la biodiversidad.

Los programas operativos contienen una serie de actuaciones distribuidas entre ocho medidas dirigidas a la consecución de diversos objetivos, entre los que destacan en orden decreciente por volumen de los fondos aprobados, la planificación de la producción, la mejora de la comercialización, las actuaciones dirigidas a objetivos medioambientales, la mejora de sistemas de producción de calidad, las actuaciones de prevención y gestión de crisis, otras acciones, actuaciones e inversiones, los servicios de formación y asesoría, y por último, la investigación y producción experimental.

Si con todas estas ventajas, aún te lo estás pensando, ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

Más información sobre como solicitar tu ayuda o subvención en: www.juntadeandalucia.es