El cultivo ecológico crecerá, y mucho, en el futuro inmediato

El cultivo ecológico crecerá, y mucho, en el futuro inmediato

La conciencia por la alimentación saludable y el medio ambiente hará crecer “el ecológico”

Ramón Gázquez es técnico de Biosabor, firma referente de la producción ‘eco’ en la provincia. Asegura que la innovación tecnológica también es necesaria en este ámbito

Ramón Gázquez es técnico en Biosabor, una de las piezas claves de esta firma nijareña que es un referente en el cultivo ecológico en la provincia, donde es un referente. Gázquez analiza las peculiaridades que tiene el agro ecológico bajo invernadero, del que tanto se habla y que en Almería ha quedado patente que es perfectamente viable.

“El concepto de agricultura ecológica no varía indistintamente de que se produzca bajo invernadero o al aire libre. Se trata de producir alimentos sin la incorporación de productos fitosanitarios de origen químico, ni fertilizantes de síntesis. Con ello se pretende preservar el medio ambiente, preservar la fertilidad de los suelos a largo plazo y ofrecer productos bajo esas premisas a los consumidores”, explica este especialista, quien dice que el factor a tener en cuenta para lograr una buena producción bajo cubierta “es implementar todas las medidas de preparación del suelo y de la estructura adecuadas para conseguir minimizar los problemas inherentes al desarrollo del cultivo con los que nos vamos a encontrar a lo largo de su ciclo de vida. Se basa en la anticipación, ya que carecemos de herramientas de protección fitosanitaria específicas para el control de muchos de los problemas que nos puedan aparecer”. La incorporación de últimas tecnologías e innovaciones también tiene cabida en la producción ‘eco’. De hecho, en Biosabor con las mejoras se ha conseguido ofrecer al mercado especialidades de tomate bajo las premisas ecológicas con la calidad requerida y que destacan por su sabor, en épocas del año donde sólo se puede producir bajo cubierta. “Esta tecnología empleada y el manejo cultural que hemos desarrollado, acorde a los medios de control de los que disponemos, nos permiten desarrollar estos cultivos de forma viable”. En Biosabor hay fincas donde se han introducido importantes novedades y mejoras desde el punto de vista técnico. “Disponemos de sensores para el control de los niveles de humedad en suelo para garantizar las dotaciones de agua adecuadas. También realizamos control de clima con la automatización de las ventilaciones del invernadero y la disponibilidad de calefacción que aprovechamos para realizar aportes de CO2 para buscar la optimización del cultivo. También disponemos de sublimadores de azufre para el control de alguna de las plagas y enfermedades que más nos condicionan y afectan a nuestros cultivos”, apunta Gázquez.

A nadie se le escapa los consumidores en general cada vez están más formados e informados sobre lo que comen. Hecho que los hace más exigentes y hace a los productos ecológicos protagonistas. Este fenómeno ha cambiado las perspectiva de los productores, que cada vez más han optado por la reconversión de sus cultivos. “Creemos que la demanda de este tipo de producción no va a dejar de crecer por la mayor conciencia social desde el punto de vista de la alimentación saludable y a la vez el respeto al medio ambiente. En cualquier caso, se tendrá que producir también un cambio de mentalidad en la comercialización”.

 Fuente: www.diariodealmeria.es