Calendario lunar Agosto 2018 para que tus cultivos sean más productivos

Calendario lunar Agosto 2018 para que tus cultivos sean más productivos

El calendario lunar, algo esencial para las plantaciones de nuestros cultivos

Las fases lunares se producen por la interacción entre los movimientos del sol, la luna y la tierra. En un año la luna realiza trece recorridos en torno a la tierra, es decir trece lunaciones. Cada lunación tiene una duración de 28 días aproximadamente.

Aunque no se ha podido demostrar científicamente su efecto sobre los cultivos, los jardineros y horticultores de antaño habían observado sus influencias positivas o negativas sobre las plantas. En base a ello, concibieron un calendario lunar de la agricultura que se actualiza cada año y se utiliza todavía hoy.

Agosto arranca el 10 con luna nueva de manera que de nuevo, tutoramos y aporcamos, y es un momento propicio para eliminar plantas espontáneas no deseadas.

Con la fase creciente el 17 de después que podemos dedicarnos a la realización de injertos. También podemos aplicar fertilizantes y tratamientos preventivos. Si deseas sembrar, siempra plantas de fruto. Pon el acolchado y recoge semilla.

Cuando llegue la luna llena el 25 de Agosto aprovecha para las eliminar plantas no deseadas así como para los tutorados, fertilización, aporques y aporques. Este será un periodo de reposo.

Con la menguante del día 2 dedícate a la multiplicación de plantas por acodos y esquejes. Así como aprovecha para las tareas de generales de limpieza y mantenimiento. Aplicación de tratamientos para plagas y enfermedades. Aprovecha para cosechar frutos y plantas medicinales. Aplicación de abono. Siembra de raíces y tubérculos.

Cuando llegue la luna descendente es el momento para abonar y trabajar la tierram, así como para la cosecha de hortalizas de raíz y bulbo (patata, boniato, rabanito, nabo) y siembra de hortaliza de hoja (lechuga, acelga, espinaca, berza). Los trasplantes y plantar esquejes se ven beneficiados en esta fase.

Con la luna ascendente cosecha aquellas hortalizas de hoja, tallo y fruto (son más jugosas). Siembra las hortalizas de las que aprovechas su parte aérea. Corta los esquejes y reserva para plantar en descendente.

 

Fuente: erenovable.com